Archive for noviembre, 2013

De buena ley

Como ya sabéis nuestra familia aumentó con la llegada de Hugo hace un año. Cuando empecé a escribir mis aventuras y desventuras en este humilde blog, allá por esa época en la que aún era joven e inexperta, pues ni me acuerdo de cómo se llamaba, me imagino que “Maya, una galga en el sofá”. Unos meses más tarde llegó Abby y como soy muy justa decidí cambiarle el nombre y llamarlo como hoy se llama, mencionando a mi querida hermana blanquita. Hoy me he dado cuenta de que debería volver a cambiarle el nombre, porque quizá Hugo, nuestro querido hermano lisiado, se lo merezca. Vamos a poner la balanza en funcionamiento:

Cosas buenas:
– Hugo es muy bueno con nosotras y nos defiende
– Siempre me acompaña a todas partes cuando hago mis expediciones por el monte
– Me deja que apoye la cabeza sobre su culo
– Me ayuda a putear a Abby

Cosas malas:
– Siempre consigue atraer la atención de todo el mundo con su rollo del perrito cojito y que a nosotras no nos hagan caso
– Siempre tiene que mear encima de mis pises y eso desconcierta a mis admiradores
– A veces se tira pedos mientras tengo la cabeza apoyada en sus posaderas
– Es una boca más con quien compartir la comida
– Es un poco pagafantas y cuando quiere algo llora como una nenaza para dar pena y eso me avergüenza profundamente
– Tengo que compartir el sol con él

Teniendo en cuenta estos argumentos… ¿qué creéis que debería hacer?

hugo

Comments (2) »