Archive for octubre, 2010

6 meses con Josito


Hoy hace 6 meses que forma parte de nuestra familia. Estamos muy contentos porque el experimento ha salido redondo. Josito es cariñoso, juguetón y un buen compañero. Le encanta provocarnos para que le persigamos y siempre está dispuesto a jugar. Por el día le gusta dormir con nosotras, y por la noche le gusta dormir en la cama humana.
Su salud ha mejorado notablemente y está estable, aunque respira como un bulldog inglés y eso no le permite ser un gatito sigiloso, no puede atacarnos por sorpresa porque le oímos la respiración, jajaja
Es nuestro hermanito pequeño, al que le permitimos hacer de todo, incluso comernos alguna bolita que otra. Quién nos iba a decir aquella tarde de abril que ese bichito ruino y apestoso que buscaba un poco de cariño se iba a convertir en nuestro gatito favorito!!

Comments (2) »

Ratitos al sol

Cuando hace sol en verano voy de sombra en sombra. Paso mucho calor y huyo de los rayos del sol para que no me calienten más de la cuenta. Pero la cosa cambia cuando empieza el frío. Agradezco cada rayo de sol y lo aprovecho al máximo. Y no es que en nuestra casa podamos disfrutar mucho de él, son los inconvenientes de vivir en un piso abuhardillado con ventanas pequeñas, pero de momento es lo que hay. El sol sólo entra por las ventanas a unas horas determinadas y en unas zonas concretas. Abby, Josito y yo nos peleamos por acaparar las zonas soleadas. ¿Adivináis quién gana?

Comments (1) »

Nadie es perfecto

Nuestra querida Abby tiene un carácter muy especial. Como ya hemos dicho muchas veces, es buena, dulce, obediente y mimosa, pero si existe el perro equilibrado, ella no lo es.
Tiene un par de defectillos (o tres) que han ido saliendo a la luz con el paso del tiempo. El primero es que se obsesiona con la comida y se pone toda ansiosa cada vez que tiene el plato delante. Yo ahora para fastidiarla vuelvo a competir en las carreras de engullir bolitas y claro, se pone todavía más tensa con la emoción para que no la gane.
El segundo es que tiene fijación por los gatos que ve por la calle. Cada vez que ve uno empieza a ladrar, saltar y aullar para ir a por él. Y como esté suelta se escapa a por él. Ya nos ha dado dos sustos, y no termina de entender que son todos como Coco y Josito, ella prefiere conocerlos en persona.
El tercero es que está obsesionada con los Golden, cada vez que ve a uno se pone frenética y empieza a ladrar diciendo “Ven aquí, que te voy a dar lo tuyo!!!!” y claro, mami se avergüenza de ella y la riñe, la gente nos mira mal y piensa que somos perras asesinas. Ella sólo quiere ladrarles al oído bien alto y decirles quién es la que manda…. Qué dulce es nuestra Abby!!
Me acuerdo el día que llegó, pronto hará un año, toda tímida y modosita ella. Sí, sí, poco a poco ha ido sacando su lado oscuro.
Bueno, ahora en serio, si existe el perro perfecto Abby no lo es, pero yo tampoco. Es la compañera ideal, porque está tan chiflada como yo, cada una a su manera, pero cuando nos tenemos que poner de acuerdo nos ponemos y lo pasamos pipa. Qué le vamos a hacer, en una familia de desequilibrados, todo lo que entra se desequilibra, y si no, que se lo pregunten a Josito cuando se pone a derrapar por casa…
Yo creo que a ellos también deberían darles un chupito de vez en cuando, a ver si se relajaban…
Viva la locura!!!

Comments (1) »

Un chupito, por favor

Nunca he sido de tomar café después de las comidas, y mucho menos un chupito. Pero actualmente mis costumbres están cambiando. Ahora tengo más apetito y hemos vuelto a los orígenes de cuando hace casi 10 meses ganaba a Abby en nuestras competiciones de engullir bolitas. Y claro, para hacer la digestión nada mejor que un chupitín.
Me dejan chupar un artilugio del que salen unas gotitas con un delicioso sabor a brandy. Se llaman flores de Bach y me las están dando para ver si me ayudan a tranquilizarme un poco por la calle cuando hay mucha gente. Dicen que ahora estoy un poco más tranquila. No sé, igual sí, igual ahora no me asusto tanto en algunas situaciones.
Be brandy my friend!!

Comments (2) »

II Carrera popular con perro

Para nosotras fue la primera y seguro que no será la última.
Después de un par de horas metida entre perros, gente, ruidos, música, intentando superar mis miedos e incluso dejando que me tocasen algunos desconocidos, estábamos en una marabunta de humanos y perros, yo con papi y Abby con mami. De repente todos echaron a correr. Corrimos como si nos fuera la vida en ello. Fue divertidísimo. La única pega es que llevábamos dos lastres que no podían alcanzar nuestra velocidad del rayo, y claro, no ganamos la carrera (ni quedamos entre los finalista, jejeje). Pero participamos, que es lo más importante, y vivimos una experiencia genial. Además pasamos el día con muchos amigos, algunos hacía tiempo que no los veíamos y estuvo muy bien volver a encontrarlos.

PD.: Gracias a Lucía & family por ejercer de fotógrafos y guarda mochila. A ver si en la próxima se animan y corremos también junto a Darko y Pluto

Comments (2) »