Archive for septiembre, 2010

Adaptación

Si algo tenemos los galgos es nuestra capacidad para adaptarnos al entorno. ¿Que no me puedo recostar en la cama humana? No importa, me la monto en otro sitio… Y además bien tapadita, que ya empieza a hacer fresco!!!

Comments (2) »

Tardes de playa

Este fin de semana, aprovechando que el verano se despide y ya no hace tanto calor, fuimos a correr por la playa de Xivares. Nos encanta correr por la arena. Nos lo pasamos pipa.





Comments (3) »

Plato para compartir

Si en algo se parecen mis dos hermanitos pequeños es en sus gustos culinarios. Les gusta todo lo que se coma, no le hacen ascos a nada. Desde una deliciosa salchicha o un irresistible yogur hasta un asqueroso trozo de piña o de cualquier fruta que yo suelo chupetear con cautela para después escupirlo con cara de insatisfacción.
Normalmente los felinos son más escogidos en lo que al yantar se refiere, pero se nota que Josito ha pasado hambre en su etapa callejera y ahora agradece todo lo que se le ofrezca comestible. Y si no se le ofrece ya se encarga él de sustraerlo, como hace con mis bolitas. Mientras nos echan las bolitas en el cuenco él aprovecha para robar una, y cuando ya estamos en posición de empezar a comer, viene corriendo con la comida aún en la boca y se pone junto a mí. Mientras yo voy comiendo y masticando, él aprovecha para meter la cabecita en el cuenco y cogerme una bolita. Siempre me coge dos o tres.
Como soy muy buena le dejo que coma, no me importa, no voy a pasar hambre por compartir mi comida con él. Además es más agradable comer acompañada. Con Abby sin embargo no se atreve, una vez lo intentó pero ella le dejó muy claro que con la comida no se juega.

Comments (1) »

Día de Asturias en la ruta Las Xanas

Aunque yo vine de Palencia y Abby de Sevilla, ahora somos galgas asturianas, y haciendo honor a nuestra tierra adoptiva ayer nos fuimos a celebrar el día de Asturias explorando nuevos territorios.
Esta vez tocó la ruta de Las Xanas, un fantástico recorrido que empieza por un desfiladero de montaña, sigue por un camino que atraviesa el bosque y termina en el pueblo de Pedroveya. La primera parte es un poco estrecha y pasé miedo cuando nos cruzábamos con gente porque no tenía mucho espacio para ponerme a salvo. Cuando no había gente iba disfrutando del camino respirando aire puro y observando las vistas. No me dejaron acercarme mucho al borde porque como estoy muy loca había riesgo de que intentase imitar a una cabra voladora lanzándome al abismo. Abby fue mucho más prudente que yo y disfrutó del paisaje sin estirar demasiado el cuello para ver lo que había en el margen del desfiladero.
Llegó un momento en el que la senda transcurría por medio de una zona boscosa por la que pasaba un arroyo y el camino era más ancho. Bajamos a beber agua fresquita y al meter las patitas en el agua nos pusimos muy contentas y a la vez nos dio frío. Esta vez no quise hacer uso de mis dotes para la natación y decidí ser fiel a mis principios de galga de secano. Además, yo soy más de aguas profundas y chapotear en un río no me motiva. Mi hermanita como hace lo mismo que yo, eso sí, con más cautela, tampoco se quiso dar un baño. Después de caminar un rato cuesta arriba llegamos al final del recorrido, una zona llena de prados verdes donde nos paramos a comer.
Como dice mi mami, lo mejor de ir de caminata es comerse el bocata. Mira qué refrán más chulo!!! No nos hicieron caso la última vez y ésta tampoco nos trajeron un bocata para nosotras, pero fueron buenos y nos dejaron los culines de los suyos, deliciosos bocaditos de atún, pimientos, anchoas y queso de untar… ummmmm. De postre un poco de fruta, que a Abby le encanta, y unas galletinas asturianas para hacer honor a la patria. ( Nota para nuestros papis: Queremos comer eso todos los días y no las bolitas asquerosas!! )
Nos tumbamos en manada a hacer la digestión y disfrutar de las vistas y después de un rato recogimos el chiringuito y de vuelta a donde habíamos empezado. Por el camino nos paramos con una pareja que quiere adoptar a un cachorrito de nuestra especie y seguramente vendrá como Abby de Andalucía y de la mano de Galgos112, que son geniales. Esperamos que todo salga bien y al final adopten, así seremos más los galgos asturianos.
En resumen, ayer pasamos un día de ruta muy agradable y disfrutamos como enanas. Puxa Asturies!!

Ahí van algunos momentos que inmortalizamos:









Comments (1) »