Archive for agosto, 2010

Pelotas

A la loca de Abby le encanta jugar a la pelota. Ayer Darko pinchó accidentalmente su pelota de Hello Kitty, esa adorable gatita con marca registrada de la que Josito está profundamente enamorado. Pues bien, esta mañana le esperaba una sorpresa: Lucía y Darko le trajeron una nueva pelota para que siga divirtiéndose.
Me ha confesado que prefería que la pelota fuera del Sevilla en vez del Madrid, pero mirad qué contenta se fue para casa:

Gracias a Lucía y Darko por el detalle 🙂

Comments (3) »

Correr por gusto

Una de las frases más escuchadas cuando vamos por ahí de paseo es: “Mira, galgos, esos perros son para correr.”
Sí señores, somos para correr, para correr cuando nos apetece. Para correr por gusto y diversión, por puro entretenimiento. Para correr un ratito y después descansar, beber agua fresquita y comer una galleta para reponer energías.
Corremos porque nos da la gana, porque nos gusta correr libres y felices mientras nos observan con una sonrisa en la cara. Somos para correr, dormir, comer, descansar, holgazanear, jugar y ser felices, porque no somos herramientas, no somos perros de correr ni de caza ni de ninguna otra cosa. Somos perros de casa y de familia, como todos, fieles y cariñosas, porque respiramos y tenemos sentimientos, algo que muchos señores no entienden porque para ellos sólo somos para correr. Da igual que se lo expliquen una y mil veces, no asimilan.





Leave a comment »

La ducha

En esta vida hay cosas que no te apetece hacer pero cuando las haces luego te sientes muy bien. Por ejemplo, si encuentro algún cuerpo extraño y putrefacto irresistiblemente delicioso no me apetece engullirlo porque sé que me van a echar la bronca e incluso me lo van a intentar sacar de la boca, pero si me lo como luego me siento bien, muy bien, jejeje.
Por las mañanas no me apetece salir tan temprano a la calle cuando la moñas de mi mami me hace salir, pero cuando estamos de vuelta en casa me siento mucho mejor porque puedo echar la siesta más relajadamente y me siento bien por haber hecho el esfuerzo.
De vez en cuando me meten en la ducha, cierran la mampara de cristal conmigo dentro y tengo que soportar un asqueroso baño mientras mis hermanitos se descojonan de mí en directo. Me echan una cosa que huele muy mal y me la frotan por todo el cuerpo. No me gusta eso, pero tengo que soportarlo. Yo pienso que no es necesario, soy mayor de edad y puedo hacerme cargo yo solita de mi higiene personal, pero ni caso, me hacen pasar por esa tortura. Pero como dije antes, a veces hay cosas que no te gusta hacer pero una vez hechas te sientes bien. Pues después de soportar que me restrieguen esa sustancia asquerosa que hace espuma inicialmente blanca que se va conviertiendo en algo más oscurillo, viene la parte positiva del asunto. Empieza a caer agua calentita sobre mí y vuelvo a tener mi apariencia habitual pero mojada. Me secan y me premian por mi buen comportamiento. Me siento bien, muy bien.

Comments (2) »

La ruta del Alba

Mi actual vida de galga-miembro-de-familia-numerosa-feliz-y-contenta es todo lo grata que me podría imaginar, pero ahora que estamos de vacaciones es mucho mejor. Ya no tenemos que madrugar por las mañanas para salir a la calle, salimos a una hora decente, cuando las calles ya están puestas. Pasamos todo el día con nuestros papis haciendo el vago y cuando nos dejan solos en casa porque se van a la playa o algo hacemos campeonatos de siesta y jugamos a perseguir a Josito.
Lástima que todo se acaba y el lunes vuelven los madrugones.
El domingo nos fuimos de excursión a hacer la ruta del Alba. El día estaba nublado y fresquito, perfecto para salir a dar largas caminatas. Nos subimos al coche y después de unos 45 minutos aparecimos en uno de esos típicos pueblos asturianos, rodeados de montaña y de verde, con un montón de olores y sensaciones por descubrir. Empezamos a caminar y caminar por una senda que discurría entre el monte y el río. De vez en cuando yo hacía amago de bajar al río a pegarme un chapuzón, pero luego me acordaba de cuando me tiré de cabeza en aquel lago y se me quitaban las ganas… Cuando paramos a comer nos dieron patatitas que rechacé amablemente porque estaba ocupada vigilando a mi manada, pero al trocito de bocadillo que me reservó mi mami no me pude resistir… qué rico!! (Nota para mami: La próxima vez haznos a Abby y a mí un bocadillito a cada una de esos tan ricos, porfi porfi)
Después de comer seguimos nuestro camino y se fue poniendo cada vez más entretenido, porque aquella senda cómoda y llana empezó a parecerse cada vez más a un camino de cabras, jejeje
Yo casi siempre voy con mami y Abby es más de papi, pero nos tuvimos que cambiar porque mami es un poco lenta y patosa y yo iba tirando como una cabra loca caminando entre las rocas.
Abby nos sorprendió a todos porque ella es más delicada y pensábamos que no le iba eso de caminar entre rocas, pero vaya si le va!! Fue tirando de mami roca arriba roca abajo y nos reímos mucho de ella porque es una torpe y no se la puede sacar de caminos asfaltados y llanos. La pobre Abby tenía que ir más despacio para ir a su ritmo mientras yo me reía desde unos metros más adelante.
Después de hacer el cabra un rato se terminó la senda y llegamos a un sitio donde había mucha gente y algunas personas se interesaron por nuestras historias personales. A Abby le dieron muchos mimos, pero yo me limité a dejar que me mirasen con cierta distancia, que a mí no me toca cualquiera. Se mira pero no se toca!!
Luego vino lo mejor, volver a bajar todo lo que habíamos subido. Fue muy divertido, y cuando se terminaron las rocas y los quejidos de mami porque íbamos muy deprisa y a ella le daba miedito pasar por ciertos sitios descubrimos en la montaña a unos animalitos muy guapos que nos miraban y con los que nos sentimos tremendamente identificadas: las cabras.
Lo pasamos genial y seguro que algun día volveremos a hacer esa ruta. Lo único malo es que no nos dejan ir sin la correa porque tienen miedo de que yo me suba al monte y desaparezca por allí. Está claro que después de casi año y medio de convivencia mis papis me conocen a la perfección 🙂

Foto de chicas


¿Hago el salto del ángel?

Ummm…mejor no, que mira lo que hay ahí abajo:


Abbyporni 007 descubre el objetivo

Nuestras primas las del monte:


Foto con papi

Leave a comment »