Archive for febrero, 2010

Evolución

Poco a poco voy ganando confianza y perdiendo miedo. He ido evolucionando como un Pokemon de poke-miedoso a poke-chiflado. Al principio me daba miedo salir de casa. Los primeros días me tenían que poner la correa en casa porque sino no me atrevía a bajarme del sofá. Después descubrí que no había nada malo en salir de casa, y cuando íbamos a salir me sentaba a esperar a que me pusieran mi collar y bajaba hasta el portal sin correa. Ahora, gracias a mi evolución, cada vez que veo que vamos a salir de casa oigo una vocecilla que me dice: “Fiesta fiesta!!!” y entonces me voy corriendo al sofá y me tiro en él y me empiezo a revolcar como una chiflada. No paro hasta que me canso y cuando ya me cansé entonces me siento en la alfombra para que me pongan el collar para salir.
Muchas veces, mientras estoy en plena celebración, Abby intenta morderme las orejillas aprovechando mi euforia… es una cabrona, siempre me intenta pillar desprevenida… Ella no tiene miedo a salir a la calle y no se asusta cuando vamos por ahí, al contrario que yo, que muchas veces me asusto con la gente, los coches, el ruido… Al principio se asustaba cuando Darko y yo “jugábamos” (eufemismo para definir las palizas que le meto), pero ahora es casi más bruta que yo y se lanza de cabeza a por nosotros y a por todos como un torito bravo.

Comments (2) »

Horóscopo chino

Dentro de poco será mi cumpleaños. Como por desgracia era una descastada nadie sabe cuándo nací, mi pasaporte dice que el 4 de mayo de 2005, pero mis papis han decidido que mi cumpleaños a partir de ahora será el 1 de marzo, que es el día que me trajeron a casa. Respecto a la edad, como tampoco es fiable, mi mami ha decidido que mi año de nacimiento sea directamente proporcional a mi carácter según el horóscopo chino. Aquí os planteo el análisis:

Si nací el 04/05/2005 soy un gallo: Fantoche y presuntuoso, el Gallo disfruta pavoneándose y mostrando lo que tiene, siempre intentando que los demás vean sus mejores y más finas plumas, se encuentran repletos de fuego y de entusiasmo. Los gallos son criaturas orgullosas. Su mundo es blanco y negro, nada de gris. Se ven como héroes y son todo un espectáculo fuera del corral.
Son agresivos, bastante conservadores y egoístas en exceso. Es posible que si se le presenta la ocasión realicen lo que dicen, por ejemplo, demostrar su valentía, pero lo normal es que exageren en su versión de los hechos. Los gallos están bien dispuestos para las tareas agrícolas y para todas aquellas profesiones que exijan permanecer en contacto con las gentes.

Está claro que yo no soy un gallo…

Si nací el 01/03/2004 soy un mono: Insaciablemente curiosos, los monos probarán de todo alguna vez. Siempre dispuestos a aprender nuevas cosas, el Mono intentará todo una y otra vez hasta que consiga ser un maestro en ello, lo que da sentido a la frase, “mono ve, mono hace”. Los Monos son también intensamente competitivos. Su misión es hacer todo mejor que cualquier otro. El fracaso no entra en el vocabulario del mono. Sumamente inteligentes, brillantes, e innovadores, los monos pueden sobresalir en cualquier campo. Poseen un gran sentido común y disponen de una importante carga de erotismo. Cuando les interesa son capaces de adoptar una actitud fría y desapasionada. Les gusta dirigir y mandar, y están muy capacitados para desarrollar y dirigir empresas de gran envergadura. Como contraparte, los monos suelen ser personas poco confiables. Tienden a ser demasiado egoístas como para importarles los demás. Su peor defecto es que se desaniman de una forma imprevisible ante las dificultades más tontas cuando antes habían salvado otras de indudable gravedad. Juguetones, detallistas y vanidosos, poseen una importante carga de maldad. Su personalidad, se parece a los cristales de colores de un calidoscopio en permanente rotación: nunca se sabrá que reacción van a mostrar en cualquier momento.

Podría ser un mono, pero según esto sería un mono maligno, y yo soy buena, menos cuando entran desconocidos en casa, pero vamos, que soy buena.

Si nací el 01/03/2003 soy una cabra: Ultra sensibles, altruistas, dóciles, sinceros, corteses: así son las cabras. Aunque las cabras son excelentes escuchando, mejor no espere que una Cabra resuelva sus dilemas, ellas sólo están allí para escuchar, punto. Las cabras son también muy inteligentes. Cuentan con un sentido artístico que les es innato, por lo que podrían vivir fácilmente por medio de cualquiera de las bellas artes, pero son volubles, y no se concentran en un sólo objetivo. Podrían triunfar como artesanos, ya que disponen de unas manos hábiles y de un sentido de la belleza material. Al mismo tiempo ambicionan vivir cómodamente y rodeados de belleza. Son elegantes, generosos y conocen los medios para ganarse excelentes amistades. Con tendencia a la depresión y al estrés , las cabras prefieren los ambientes tranquilos. En su peor forma, las cabras pueden ser pesimistas, introvertidas, y perezosas. Cualquier tipo de crítica ocasionará tormentas que pueden durar días. Al final, su auto lástima dará origen al aliento y apoyo de amigos y colegas. La falta de confianza en sí mismos les lleva al pesimismo, y a veces se dejan arrastrar por los acontecimientos y llegan a vivir de los demás. Lo cierto es que desconfían de su suerte, y sus familiares y compañeros terminan desesperados ante los caprichos de las personas cabras, desean ser llevados de la mano, acaso para convertirse en el centro de atención de todos aquellos que los conocen. Con frecuencia se hacen religiosos, brujos y hasta componentes de las sectas más inverosímiles. Jamás deje a una Cabra administrar sus finanzas. Las Cabras tienden a gastar en exceso debido a su naturaleza generosa. Las Cabras siguen a la muchedumbre, rara vez toman la delantera. Carecen de sentido de la responsabilidad y de iniciativas. Lo suyo es obedecer, seguir el camino que marcan los otros.

Tachán tachán… soy una cabra!!! ¿Por qué? Pues porque estoy como una cabra!! Además soy muy sensible, dócil, cortés e inteligente. Soy elegante y perezosa y me gusta vivir cómodamente (¿a alguien no?). Y pronto crearé mi propia secta, jijijiji. Coco también es una cabra. La verdad es que coincidimos en muchos aspectos de nuestra personalidad.

Abby nació el 01/10/2007 y es un cerdo: Sin lugar a dudas los cerdos son la gente más amable y bella sobre el planeta. Con corazones de oro, ellos son íntegros, pacientes, y se asegurarán de que encuentres seguridad y comodidad. Un cerdo será tu amigo para toda la vida. Es frecuente que se de por sentada su presencia, tanto que, cuando faltan, se nota realmente su ausencia y lo dependiente que se es de ellos. Muestran una impresionante honestidad en todos los asuntos, hasta el punto de que bordean la ingenuidad. Naturalmente ingenuos, los cerdos pueden ser muy crédulos, tornándose presa fácil de charlatanes y timadores. En general, los cerdos de ambos géneros son desinteresados, dedicados, y cariñosos. Ellos simplemente no saben decir “No”. A causa de su extrema generosidad, los Cerdos suelen tener poco dinero. No obstante, tienen lo suficiente, dando sentido a la frase, “Entre más se da, más se obtiene.”. Un Cerdo podría triunfar en carreras u oficios que incluyan todo tipo de manufacturas, medicina, arquitectura, literatura, pintura, negocios, relaciones públicas, artistas de variedades, payasos, comediantes.

Encaja perfectamente: amable, buena, cariñosa, dulce… y payasa!!!!

Resumiendo, cumpliré 7 años el día 1 de marzo y soy una cabra. Qué sabio es el horóscopo chino!!!

Comments (2) »

Feliz cumpleaños Coco!!

Hoy es el cumpleaños de Coco. Cumple 7 añitos y está hecho un chavalín.
Felicidades Coco!!! Te deseamos que sigas cumpliendo muchos más para que Abby y yo sigamos bebiéndote el agua, comiéndote tu comida y persiguiéndote por casa cuando menos te lo esperes!!!
Te llevaremos una latita especial para celebrarlo y prometemos no comérnosla.
Feliz cumpleaños!!!

Comments (3) »

Confesiones de una galga

A veces una cara angelical…

… puede esconder a una fiera…

… Pero este no es el caso, sólo que la pobre Abby tiene la manía de enseñar dientes a lo Pantoja cuando se relaja.
Voy a confesarme, yo he sido mala. Le daré el gusto a Lucía y contaré el episodio en el que mi karma fue invadido por el espíritu de un doberman rabioso:
Hace unos días estábamos todos en casa cual familia feliz de restaurante chino y suena el pitido ese que significa que alguien va a venir. Por supuesto, me puse a ladrar para avisar a mis papis de que alguien osaba a molestarnos. Subió un individuo, llamémosle el señor X, y entró en casa. Abby le recibió amablemente dejándose acariciar, pero yo seguí ladrando porque no conocía al señor X de nada. Me di cuenta en poco tiempo de que mis ladridos y gruñidos no lo amedrentaban y lo hacían huir, pero yo soy una galga cabezota y continué con mi particular protocolo de bienvenida a extraños. Estoy segura de que si Abby no fuera tan chaquetera y no se vendiera por una caricia, entre las dos lo hubiésemos hecho llorar del miedo…
Mis papis hablaban con el señor X como si nada, y yo les seguía. Se fueron a la habitación y Abby y yo nos subimos rápidamente a la cama para impedir que anduviera por nuestro territorio tan campante. Pero nada dio resultado, no se asustaba. De repente, el señor X se movió y salió de la habitación y yo me decidí, corrí detrás de él y… zas!! Le mordí en la pierna mientras huía. Toma señor X!! Toma toma y toma!!!
Mis papis no se pusieron nada contentos al ver lo que hice, y me riñeron mientras el señor X se acordaba de toda mi familia en voz alta y se remangaba el pantalón para enseñarles la pierna… un pellizquito de nada… El ataque por sorpresa no surtió el efecto que yo esperaba, y encima de que recibí una buena bronca el señor X todavía estuvo un rato más en casa. Y volverá, porque era el señor que nos va a cambiar las ventanas, pero me parece que no me van a dejar vigilarlo ni aunque me porte bien.
Hace casi un año, cuando llegué a mi hogar dulce hogar, no me hubiera atrevido a hacer esto ni por asomo. Pero con el paso del tiempo me he ido dando cuenta de que es mi casa, y yo la protejo, y también protejo a mi familia. No me gusta que nadie desconocido se acerque por allí, porque no me fío, podrían ser malvados. Me alegro mucho cuando recibimos visitas de conocidos, porque sé que son buenos, pero lo desconocido me asusta.

Comments (5) »

Correrías y fechorías al aterdecer

Cuando llegamos a casa por la tarde a última hora después de haber dado nuestro paseo habitual estamos muy cansadas. Es normal, caminamos unos cuantos kilómetros, muchas veces acompañadas por Darko (también conocido como Rufo), y luego nos vamos al prao a pegarnos unas carreras. Dependiendo de si estamos solas o no, podemos hacer diferentes cosas: si estamos solas lo habitual es que yo entre corriendo cual gacela Thomson despavorida y me dé unas cuantas vueltas. Luego me pongo a comer hierba, y cuando estoy despistada Abby se lanza a por mí como si fuera una leona en busca de su cena. Yo me escapo y no me dejo coger. Si no estamos solas la cosa cambia y mi afán interpretativo se olvida de la gacela Thomson y se sumerge en el papel de leona hambrienta. Somos dos leonas dispuestas a todo por cazar a nuestra presa, el pobre Darko, que se deja revolcar y embestir con una paciencia y generosidad infinitas. Se nota que Darko tiene una educación digna del mejor British College al aguantar nuestras fechorías y que en el fondo le gusta que le metamos caña, jajajaja. Nos encanta hacerle rodar por el suelo y morderle sus orejotas. Al principio Abby se asustaba con nuestros juegos salvajes, pero ahora empieza a disfrutar de este maravilloso arte del acoso y derribo. Es mi pequeña aprendiz de malignidad.
Bueno, pues lo que decía, todo esto es agotador, y al llegar a casa hay que andarse hábil para hacerse con el mejor sitio de la cama humana para descansar. Ayer Abby fue más rápida que yo, y cuando me di cuenta ya se había apropiado de la zona guay. Intenté echarla poniéndome encima de ella, truco que hace un mes me hubiera funcionado, pero pisha ahora empieza a hacerse respetar y mirad en qué quedó la cosa:

…. mi culo al borde del abismo… Pa haberse matao!!!

Comments (2) »

Carnaval

Hace mucho frío. Sólo nos apetece estar en la cama tapaditas como dos osos hibernantes. Hay que moverse lo mínimo para ahorrar energías y guardarlas todas para luego ir a correr por ahí. Ahora podemos aprovechar estos momentos de relax para pensar de qué nos gustaría disfrazarnos en carnaval. Yo por supuesto quiero ir de Michael Jackson en versión moreneada, y Abby podría ir de Michael Jackson en versión desteñida.
Todavía tengo que convencerla, porque está empeñada en disfrazarse de caniche gigante y ya me diréis qué hace el gran Michael con un caniche.

Comments (3) »

Galga a la gabardina

Comments (1) »