Archive for enero, 2010

Demasiado temprano


Todas las mañanas, menos los fines de semana, a eso de las 7:20, mami sale de la ducha con energía y nos dice: “Maya, Abby, arribaaaaaaaa!!! Hay que ir a la calleeeee!!!!”
Nosotras ya hemos realizado nuestra incursión en la cama humana, por supuesto, y estamos allí tiradas durmiendo como lirones. ¿Pero qué mosca le ha picado a esta? ¿De qué va despertándonos? ¿Acaso le hemos dicho que queremos salir?
Nos empieza a hacer cosquillas para levantarnos y nos intentamos resistir. La primera que se levanta es Abby, que es una pelota, y después de un rato vuelve a aparecer en la habitación perfectamente equipada para salir a la calle. Yo abro un ojo con disimulo y observo cómo vienen a por mí…
Nooooooooooooooooooooooooooo!!! Intento zafarme e ir corriendo al sofá para retorcerme allí como una lagartija, pero últimamente mami ya viene con el abrigo en la mano para ponérmelo antes de que me escape. Qué cabrona!!
¿Qué hace Abby mientras tanto? Pues ha demostrado que es una chica lista, muy lista, y aprovecha el desconcierto para colonizar la cama y arroncharse cual hipopótamo inamovible.

Comments (3) »

Angelitos


Cuando estamos despiertas somos muy muy buenas, pero cuando estamos dormidas somos como dos angelitos. Estamos tranquilas, cómodas, calentitas. No tenemos que preocuparnos por nada, sólo cerrar los ojos y soñar. Soñar con salchichas flotantes que sólo hay que abrir la boca para comerlas, con chuletones blanditos y jugosos, con quesitos voladores, con albóndigas saltarinas… Qué bello es dormir!!

Leave a comment »

Paseo dominical

Hoy, por primera vez, la que escribe no es Maya. Escribo yo, María, la mami y protectora de estos dos soles que son Maya y Abby.
Desde que Maya llegó a nuestras vidas hace ya casi un año, me he empezado a concienciar de la problemática que existe en este país del maltrato y abandono animal, y en especial del que sufren los galgos. Todos los días alguien hace un comentario de lo preciosas que son Maya y Abby, pero por desgracia, también tengo que oír comentarios muy desafortunados de señores que son muy listos y que lo saben todo. Estoy harta de que me recomienden que le “eche” una liebre a las galgas, que las lleve al monte a correr que seguro que cazan algo, que las haga hacer ejercicio… Creo que los consejos sólo deben darse si te los piden, pero la generosidad de estas personas a la hora de compartir su sabiduría no tiene límites. Nos han llegado a decir que nuestras perras no deberían de vivir aquí, sino en Castilla, que es donde tienen que estar, cazando, porque sólo valen para eso, y también se han atrevido a preguntarme que “de dónde saco a los galgos estos”, que estaría muy bien hacerse con algunos para ir a cazar. En estos casos, yo, con mucha educación, suelo explicar que mis perras son unas pobres víctimas del maltrato y abandono por parte de cazadores sin escrúpulos. Lo que pasa es que cuando ya has oído tantas estupideces, la educación se empieza a perder, y creo que eso está bien, porque ¿por qué vas a ser educado con alguien que no merece tu respeto? No me parece normal que alguien que no me conoce de nada me asalte por la calle para darme consejos de lo que debería hacer con mis perras. Además creo que les debería dar la cabeza para discurrir un poquito y atar cabos antes de hablar. ¿Qué hacen dos galgas en un lugar en el que afortunadamente no se utilizan para la caza? ¿De dónde han venido? ¿Por qué están aquí? ¿Tengo yo pinta de ser cazadora?
Me estoy dando cuenta de que hay mucha gente que no tiene ni sentido común, ni educación, ni consideración ni nada de nada. Me estoy dando cuenta de que hay mucha gente a la que le sobra el tiempo, y en lugar de invertirlo en algo constructivo se dedican a meterse en la vida de los demás. Esa gente me da mucho asco y me cabrea. Agotan mi poca paciencia y están retando a mi lado oscuro.
¿Cuál es el problema? Que a esta gente, les digas lo que les digas, les va a dar igual. No les importa lo que les expliques, porque sólo ellos tienen razón. Tienen grandes conocimientos que compartir con el mundo y lo que ellos dicen va a misa.
Todavía esta mañana, mientras paseaba tranquilamente con Maya y Abby, va un hombre y me pregunta que desde cuánto hace que tengo a Abby, que a Maya ya la había visto, pero a Abby no. Luego va y me dice que son muy guapas, y yo pensé, anda mira, creía que me iba a soltar una faltosada pero no… pero luego me suelta que él tiene en Castilla una igual que Maya para cazar. Yo le dije que mis galgas no cazan, que son de esas que los cazadores como él maltratan y abandonan. Y el tío ni se inmuta… Qué impotencia y qué asco. ¿Pero cómo se atreve a decirme eso? ¿No entiende que resulta ofensivo? Me quedé con las ganas de preguntarle si comía muchas liebres y conejos, si se sentía orgulloso de cazar sin necesidad de hacerlo, y qué iba a hacer con su preciosa galga cuando dejara de cazar… En fin, para esta gente la ignorancia es sabiduría.
Sé que no soy la única persona a la que le pasa esto, porque por desgracia, para mucha gente un perro de caza es una herramienta, y tenerlo sin explotarlo a cazar es una pérdida de tiempo. Para muchos un perro o cualquier animal es un ser inferior que no merece ser tratado con respeto. Escribir esto me sirve para desahogarme, porque sé que será leído por gente que se sentirá identificada conmigo.
Para mí que se metan con Maya y Abby es como si se metieran con cualquier miembro de mi familia. Ellas forman parte de ella y valen mucho más que esos señores tan sabios y locuaces que invierten su tiempo en faltar al respeto, decir estupideces y hacer daño.
Por suerte no todos pensamos igual. Unos somos personas y otros son… ¿escoria humana?

Comments (4) »

Hora de comer

Son las 9:30. Hora de comer. Abby y yo nos ponemos super contentas y empezamos a engullir las deliciosas bolitas.

9:31. Ya he terminado. Abby sigue comiendo… Qué lenta es la pisha!!! Mientras tanto hago un barrido alrededor de mi cuenco a ver si me he dejado alguna miguita…

Negativo. No queda nada. Me estiro con resignación.

Me vuelvo a estirar…

Y ahora me siento a esperar a que Abby termine.

Me canso y me voy. ¿Cómo se puede engullir tan despacio? Y eso que la pequeña Abby abre la boca como un ñu… Ahí dentro deberían caber más bolitas de cada vez …

9:35. Abby termina. Se relame.

Se estira. (Las señoritas de buena familia como nosotras realizamos muchos estiramientos dignos de la mejor sesión de Pilates, por eso tenemos este tipín.)

.. y se vuelve a relamer…

Mmmm… qué comidita más rica!!!
Y ahora a reposar, que hay que hacer la digestión para luego salir a jugar por ahí.

Pero.. ¿dónde está Abby?

En su cuevita!!!!

Comments (1) »

Abby lleva un mes con nosotros


Hoy hace un mes que Abby llegó a nuestras vidas. Estos pocos días que han pasado nos han servido a todos para darnos cuenta de lo cariñosa, buena, juguetona, graciosa y obediente que es, además de guapa. Poco a poco ha ido ganándome terreno y enseñándome a compartir con ella todo lo que tengo: el sofá, la cama, la cama humana, los juguetes, los mimos, los amigos… Todavía nos falta algo de tiempo de adaptación mutua, porque yo al principio era muy mandona con Abby, pero ahora estoy cediéndole un cachito de mi reinado. Dormimos juntas todas las noches en el sofá-cama, bien arropaditas y cómodas, pero por la mañana temprano hacemos nuestra incursión en la cama humana, que mola más. Abby todavía no sabe abrir la puerta de la habitación, y tiene que esperar a que yo se la abra, pero estoy segura que muy pronto aprenderá, es muy lista. A ver si también aprende a abrir la nevera, que yo eso no sé y molaría un montón porque alguna vez he visto que hay muchas cosas ricas.
En este mes que ha pasado hemos hecho un montón de cosas juntas: tomar el sol, jugar, correr, saltar, jugar en la nieve, darle palizas a Tiburoncito, comer jamón, atemorizar a Coco… en fin, que lo hemos pasado muy bien y lo seguiremos pasando.

Comments (2) »

Viva la nieveeeee!!!!!

La nieve ha vuelto, pero esta vez para quedarse más de 24 horas. Menuda nevada cayó… y la disfrutamos de lo lindo, porque correr por la nieve se encuentra dentro de nuestras actividades favoritas, después de comer, dormir y pegarle palizas a Tiburoncito. Y como una imagen vale más que mil palabras, ahí va el reportaje de nuestros mejores momentos en la nieve. Viva la nieveeeeee!!!!










Leave a comment »

Resumen navideño

Estas han sido nuestras primeras navidades en familia y lo hemos pasado muy bien. Hemos comido jamón del bueno, paté, solomillo y un montón de cosas ricas, mucho más que esas bolitas que nos tenemos que tragar todos los días. Abby y yo nos lo pasamos cada día mejor, corriendo juntas y jugando, y ahora tenemos un nuevo entretenimiento: Tiburoncito. Es un adorable tiburón que llegó de los mares del sur hace unos días y nos encanta darle palizas. Hasta ahora teníamos a Poppy, el gatín de peluche, el balón, el reposacabezas y la mano de Michael Jackson para jugar, pero Tiburoncito los supera con creces, es nuestro favorito.

Comments (2) »