Archive for octubre, 2009

Visita sorpresa


Ayer recibí en mi casa la visita de mi muy mejor amigo Darko. Él es como yo, un perro de caza que no caza, bueno sí, nos cazamos el uno al otro casi todos los días. Nos llevamos genial y nos encanta estar juntos.
No me esperaba la visita, y me puse muy muy pero que muy contenta al verlo aparecer por la escalera. Luego me olvidé de que estaba en una casa decente y me puse a “jugar” con él como si estuviera al aire libre. Nos tuvieron que parar porque como patino en el parquet la cosa se puso peligrosa. ¿Os suena esta escena?

Terminamos agotados de tanta emoción y tanta actividad. Después cuando salimos a la calle fue el único día que no practicamos nuestra cacería habitual tras el paseo…
Cuando quieras puedes volver a visitarme Darko, siempre serás bienvenido. Y tú Lucía también, ya viste los besos que te di ayer.

Comments (2) »

El sabado …

Comments (1) »

Llega el frío, pero yo me río

Comments (1) »

Sanikit

Sanikit es tu kit de emergencia. Con tiritas, gasas, vendas, agua oxigenada, cicatrizante, desinfectante y todo lo que puedas necesitar cuando tu perro ataque sin piedad a otros. Útil y práctico. Fácil de llevar, discreto y ligero. Todo un equipamiento de batalla. Sanikit, tu kit.

_________________________________________________________________________________________

El 11 de julio de 2009 Maya fue atacada por una perra mientras corría alegremente a su bola y sin meterse con nadie. El ataque le produjo un desgarro de unos 15 centímetros en la pared abdominal y la imagen fue dantesca. Cuando un galgo ya de por sí no tiene grasa, imaginaros si con la piel en tensión recibe un impacto punzante de un diente… por allí se veía todo, su musculatura quedó rajada y al descubierto. Pensamos que ese era su último día, fue horrible. La tuvimos que llevar de urgencia al veterinario, que consiguió cerrarle la herida dejándole un drenaje bastante desagradable. Fue el peor día de nuestras vidas y lo peor es que esa imagen de Maya con su abdomen rajado es imposible de borrar de la retina.
Después de 15 días de cuidados y mimos (en los que deberíamos de haber estado con Maya de vacaciones por ahí felizmente) la herida se curó. Ahora tiene una cicatriz más para el recuerdo. Es una pena que después de haber sufrido el maltrato y el abandono, Maya haya tenido que pasar este episodio, y todo por culpa de una persona inconsciente que no sabe educar a sus perras ni llevarlas atadas cuando sabe perfectamente que muerden. Lo peor de todo es que no aprende de sus errores ni de las experiencias vividas, y sigue habiendo episodios de ataques, aunque por fortuna para las víctimas no de la gravedad del que sufrió Maya.

Moraleja: Aunque el Sanikit esté presente puede que no sea suficiente

Comments (1) »

Pasito a pasito

Llevo exactamente 7 meses y 6 días en mi nuevo hogar, en mi nueva vida, y poco a poco he ido dando pasitos hacia adelante, perdiendo el miedo y ganando confianza.
Todavía es pronto, ha pasado poco tiempo, y aún me asusto por la calle cuando hay mucha gente, cuando un niño en triciclo pasa a mi lado, cuando alguien que no conozco se acerca a mí bruscamente…
Me acuerdo del día que llegué a mi nueva casa, todo era muy extraño, estaba asustada. Había una alfombra en el suelo y era de noche. Me habían sacado antes a la calle, pero la novedad me bloqueó y no fui capaz de hacer mis cosas fuera. Se fue todo a la alfombra. Lloré y gemí porque estaba arrepentida de lo que había hecho, y mis papis se levantaron de la cama y me explicaron que no pasaba nada, lo importante era yo, no la alfombra.
Esta es una pequeña anécdota de mi llegada y mi adaptación, porque esta mañana me he sentado en la alfombra tranquilamente a esperar a que mi mami me sacara de paseo a hacer mis cosas. La alfombra ha vuelto a aparecer en escena, porque llevaba meses sin verla, y todo esto nos ha hecho recordar los comienzos y los grandes avances que, pasito a pasito, vamos apreciando cada día más.

Leave a comment »

Pupas

Mi nombre es Maya, pero en realidad me tendrían que haber llamado Pupas. Como mi piel es muy fina, los rasguños y magulladuras son algo habitual. Yo soy consciente de eso, pero cuando me pongo a correr me da todo igual y empiezo a dar vueltas como una loca como si fuera Usain Bolt. La semana pasada un hierro clavado en el suelo se cruzó en mi camino y me rasgó la pata derecha de arriba a abajo. Afortunadamente todo ha sido un susto y no ha habido que visitar al veterinario, que me hace cosas malas para que me ponga buena. Un poco de Betadine y todo solucionado. Eso sí, ahora parezco una galga suicida que se intentó cortar las venas a lo largo…
Pero el mayor de mis problemas son los perros malignos que me intentan atacar, y a veces lo consiguen, y como yo soy muy buena pues los tengo que sufrir. Cómo me gustaría ser una tortuga ninja en esas ocasiones!!!

Comments (1) »